abogado laboralista

Las situaciones en las que un trabajador puede necesitar la asistencia legal de un abogado laboralista son bastantes, tantas que podría pasar que ni siquiera el propio empleado sepa que está en una de ellas, por lo cual hasta podría llegar a perder el derecho a reclamar.

Un abogado laboralista es un profesional del Derecho que se ha especializado en el área de Derecho del Trabajo o Derecho Laboral, para asesorar y asistir a trabajadores cuando tienen que afrontar un conflicto en sus centros de trabajo, habitualmente por la defensa de sus derechos.

Estos abogados especialistas atienden a sus clientes en una infinidad de situaciones en las que pueden requerir ayuda profesional. Su apoyo es fundamental en la resolución de casos en los que el trabajador quedaría indefenso si no contara con asesoría legal.

Pero también las empresas necesitan los servicios de abogados laboralistas para tener asesoría legal en cuanto a la ejecución de políticas y medidas en sus respectivos lugares de trabajo, para que se adecúen a la legislación laboral vigente y actúen apegados al Derecho, o para defenderles ante pretensiones injustificadas de los trabajadores demandantes.

Hay empresas especializadas en Derecho laboral, como la firma BeSolvers, que tiene un equipo de abogados laboralistas de muy alta trayectoria y excelente reputación, que han alcanzado un excepcional reconocimiento en su campo por las altas tasas de casos exitosamente resueltos.

Este despacho jurídico funciona en Sevilla, donde se ha ganado una muy buena posición entre los grupos de abogados que operan en la ciudad. Sus servicios son muy reconocidos en la localidad y sus alrededores, donde son los más solicitados para resolver cualquier asunto laboral.

¿Qué hace un abogado laboralista?

Un abogado laboralista asistirá y defenderá a trabajadores y empleadores en cuanto a sus derechos desde la parte que cada uno tiene en la relación laboral. Asume la representación legal de su cliente, lo asesora para dirimir cualquier asunto legal laboral y participa como mediador entre las partes cuando se presenta algún conflicto laboral.

Aunque siempre se piensa que al contratar a algún abogado necesariamente se tiene que ir a los juzgados para resolver las diferencias presentes entre las partes involucradas, el abogado laboralista primeramente buscará la resolución conciliatoria antes de acudir a las instancias jurisdiccionales legales.

El propósito principal de todo abogado laboralista en Sevilla debe ser evitar los juzgados y tratar de encontrar una resolución satisfactoria extrajudicial que beneficie por igual a ambas partes del conflicto.

Pero cuando se agota la vía conciliatoria, el abogado laboralista debe cumplir con las siguientes funciones, en cuanto a la defensa del trabajador cuando sus derechos han sido vulnerados:

  • Asesorar las acciones a tomar por despidos improcedentes, injustificados o nulos.
  • Asistencia en cuanto a incapacidades de todo tipo.
  • Consultoría en cuanto a la Seguridad Social y leyes laborales.
  • Asistencia en permisos y derechos adquiridos.
  • Representación legal del afectado en juicios y querellas contra el empresario.
  • Asistencia en asuntos de acoso de cualquier tipo o discriminaciones por parte del empresario.
  • Consultoría por accidentes laborales.
  • Revisión de contratos, deudas, finiquitos y demás remuneraciones que el empresario tenga con el trabajador.
  • Asesoría en asuntos relacionados con pensiones y demás prestaciones, y apoyo que deba recibir el trabajador.

Asistencia al empresario

Pero el abogado Derecho laboral en Sevilla también defiende los derechos que el empresario tiene frente al trabajador, y cumple las correspondientes funciones para poder atenderlos:

  • Elaboración y revisión de contratos laborales con particulares o grupos colectivos.
  • Asesorar en materia de Seguridad Social para que cumplan todo lo que por ley les corresponda.
  • Asistir en asuntos relacionados con permisos y vacaciones.
  • Orientar en cuanto a la utilización debida de todo lo exigido en la Ley de Riesgos Laborales.
  • Representar al empresario en conflictos laborales contra particulares, sindicatos o cualquier organización de carácter laboral.
  • Asesoría para su actuación en cuanto a despidos, incapacitaciones y terminación de la relación laboral.
  • Asistencia en cuanto al pago y finiquitos relacionados con la culminación de la relación con el trabajador.
  • Representar al empresario en cualquier demanda o querella de la que sea objeto, juicios laborales, inspecciones, multas, etcétera.

Conciliación y arbitraje

La gran mayoría de los conflictos laborales terminan en negociación entre ambas partes, para evitar llegar a las vías jurisdiccionales, que por lo general son bastante largas, caras, tediosas y desgastan a todos.

La asesoria laboral Sevilla es importante en las negociaciones extrajudiciales, en las que los abogados laboralistas participan como mediadores en la resolución amistosa de todo tipo de conflictos.

Puede ser que ambas partes involucradas, es decir, trabajador y empresario, tengan su propio abogado laboralista con el fin de que se puedan defender los derechos de sus clientes, de manera que tendrán participación activa en la negociación; o también, puede suceder que sólo participe un abogado que se encargue del arbitraje y de la mediación de ambos por igual, para que se lleguen a acuerdos satisfactorios para todos.

Los abogados laboralistas son llamados a participar en este tipo de procesos cuando se requiere:

  • Arbitraje en casos de despidos injustificados o que exista la vulneración de los derechos laborales.
  • Discusión de contratos colectivos.
  • Representación legal de sindicatos o trabajadores cuando hay discusiones sobre una ley o cualquier disposición legal.
  • Representación de gremios empresariales y patronales en discusiones con sindicatos y demás entidades.

Mediación en huelgas y otros conflictos laborales.

El apoyo de un abogado laboralista, tanto para los trabajadores como para los empresarios, es esencial en cualquier asunto o conflicto laboral que se presente. Son ellos quienes pueden ayudar a solucionar los problemas de la mejor manera posible, y sino, son la vía ideal para llevarlos a las instancias legales para resolverlos judicialmente.

En conclusión, los abogados laboralistas siempre serán la solución más indicada para resolver el más mínimo asunto laboral, bien sea para finiquitar la redacción de un simple contrato o para dirimir algún conflicto entre ambas partes. En cualquier caso, y en todo momento, sabrán qué hacer para que las pretensiones de cada parte sean satisfechas con justicia y equidad, esa es su función primordial.

Nuestra puntuación