Persona trabajando en portatil

Una vez que se ha producido una venta es imprescindible poder mantener a ese cliente como embajador de la marca y como nuevo consumidor en el futuro. Para ello el servicio posventa debe ser ajustado a sus necesidades y estar preparado para solucionar los problemas que pudieran surgir. La utilización de un software CRM que administre y gestione las ventas, el marketing, la atención al cliente y todos los puntos de contacto facilitará enormemente esta tarea.

Cuando se comienza una relación comercial con un cliente es fundamental tener presente que esa relación comercial debe continuar en el futuro, es decir, hay que fidelizar a ese consumidor y utilizar las herramientas necesarias para que esa primera venta realizada fructifique en nuevas futuras ventas. Para ello es muy importante mantener un servicio de postventa adecuado a las necesidades de los clientes y que gestione sus dudas, inquietudes y problemas. 

Si un cliente queda contento y tras la compra requiere consultar de nuevo con la marca, es imprescindible saber darle su lugar, solucionar los problemas que pudiera tener y realizar las acciones adecuadas para que se sienta el centro de la marca. Solo así se podrá mantener una estrecha relación con el mismo y allanar el camino para futuras nuevas ventas.

Es poco lógico que todos los esfuerzos se centren en captar nueva clientela y, sin embargo, perder la oportunidad de mantener la clientela que ya se tiene, y por la que se han realizado esfuerzos costosos para atraer. Por ello, es imprescindible conocer las herramientas necesarias para que la posventa (el período posterior a la compra realizada) conlleve una relación atenta con el cliente y dirigida a poner en marcha estrategias que mejoren su experiencia. Además, fidelizar un cliente siempre será más económico que atraer clientes nuevos. Igualmente, los clientes satisfechos tanto en la experiencia de compra como en la posterior postventa, serán estupendos embajadores por sí mismos de la marca en cuestión. 

Cómo disparar las ventas con un CRM

Un sistema de software CRM es uno de los mejores instrumentos para mejorar y disparar las ventas de un negocio o empresa. Se le conoce por sus siglas en inglés (Customer Relationship Management). En realidad, se trata de la gestión o administración de las relaciones con el cliente. Es decir, con la puesta en marcha de un CRM las empresas pueden administrar y analizar las interacciones con sus clientes, anticipar sus deseos, optimizar la rentabilidad y aumentar sus ventas. El conocimiento previo de la clientela se traducirá en la personalización de distintas campañas para captar a estos clientes de nuevo, así como a otros. 

Dentro de las diferentes cuestiones que cubre un servicio postventa destacan no solo la asesoría o el apoyo al cliente para usar el producto o servicio, también se encuentra el soporte técnico para la reparación o mantenimiento, cursos de operación, resolución de quejas, así como la garantía del producto o servicio. 

Si una empresa pretende contar con la satisfacción de sus clientes debe dirigir esfuerzos a mejorar cada día su servicio de postventa. 

Precisamente la utilización de un CRM para prospección y ventas conseguirá que las empresas o negocios aumenten sus ventas. El software CRM en español mide en tiempo real las interacciones, ayuda a controlar las diferentes oportunidades de negocio, e integra y automatiza los diferentes datos e ítems. 

Además, ayuda a hacer un seguimiento de los negocios con un solo vistazo: se pueden gestionar las actividades, el pronóstico de ventas y todo desde un solo lugar. 

Al mismo tiempo con un CRM se puede medir la efectividad de cada uno de los comerciales, analizando el proceso de ventas en tiempo real y si se alcanzan las metas prefijadas. Por otra parte, también es interesante saber que se puede usar desde cualquier lugar con conexión a Internet, ya que permite que se pueda navegar desde el teléfono móvil.

Nuestra puntuación