climatizar una vivienda

Ya sea en invierno o en verano, para hacer que un hogar sea confortable y cómodo, es importante contar con un buen sistema de climatización. Generalmente los usuarios se decantan por alguno que ofrezca tanto frío como calor, no obstante, también hay sistemas específicos para cada época del año.

En la mayor parte del año, las personas necesitan climatizar adecuadamente la vivienda para hacerla lo más cómoda posible. Con la llegada de las altas temperaturas, el aire acondicionado se vuelve indispensable en la totalidad de la casa, mientras que en invierno, las estufas cobran un mayor protagonismo. Aunque la mayoría de personas se decanta por un sistema u otro en función de sus necesidades, lo cierto es que para elegir adecuadamente el sistema de climatización perfecto para el hogar, hay que tener en cuenta una serie de factores.

De esta forma, lo primero que hay que tener claro es el tamaño que presenta la vivienda, ya que no todos los sistemas son eficaces para casas espaciosas y grandes. Asimismo, también hay que fijarse en la orientación que tiene la casa, puesto que la temperatura que presente va a depender bastante de si se encuentra más hacia el norte, sur, oeste o este.

Por otro lado, hay que hablar de los aislamientos que pueda tener, puesto que con un buen sistema se podrá mantener mejor la temperatura en el hogar y, por consiguiente, se disfrutará de un mayor ahorro energético. Por supuesto, otro aspecto que no se puede olvidar comentar, es el uso que se le vaya a hacer a esa casa.

De igual modo, aspectos como el clima de la zona donde esté ubicada la vivienda, la dificultad que pueda llegar a tener una instalación, el precio de la energía o incluso el mantenimiento que requiera el sistema elegido, tampoco deben dejarse a un lado.

Sistemas para invierno

Dependiendo de la época del año, así se podrá decantar por un tipo de sistema u otro, no obstante, éstos son los más comunes para los meses de invierno.

Estufas

En el caso de necesitar una buena climatización en invierno, hay que decir que las estufas suelen ser los aparatos más utilizados. Si bien es cierto las hay de muchos tipos y con características específicas, lo normal para conseguir ese calor tan necesario es decantarse por una estufa de gas. Son estufas que sirven tanto para viviendas pequeñas como para las que son de gran tamaño, con la ventaja de que son capaces de calentar cualquier tipo de casa, de manera homogénea. Son aparatos habituales en zonas donde el clima es muy frío, siendo además uno de los sistemas más utilizados en la mayor parte de España. 

Aire acondicionado con calefacción

Además de las estufas, otro sistema bastante común es el del aire acondicionado con calefacción. Es cada vez más elegido porque permite, que con tan solo un aparato, se pueda tener tanto frío como calor, dependiendo de la época del año. Es común verlos en viviendas costeras o en casas de zonas de interior. Hay que decir que este tipo de aires ofrecen la posibilidad de instalar un sistema integral para toda la vivienda o, si se prefiere, colocar aparatos de manera independiente en las habitaciones.

Sistemas para verano

Al igual que ocurre en invierno, en los meses de verano también se necesita tener un buen sistema para climatizar y refrescar las viviendas, de esta manera, los aires acondicionados portátiles y los modelos split son los más habituales.

Aire portátil

No hay duda de que uno de los sistemas que más se utiliza para refrescar la casa y que es muy popular desde hace tiempo es el aire acondicionado portatil. Se trata de un aparato que generalmente viene dotado con ruedas para poder trasladarlo a la estancia o espacio que se quiera. Son dispositivos bastante económicos y muy compactos, por lo que se almacenan fácilmente. 

Split

Otro de los clásicos para el verano, sobre todo, el denominado multisplit. Se trata de un sistema que cuenta con una unidad que se puede colocar en el exterior de la vivienda y que tiene la capacidad de alimentar incluso hasta 3 aparatos a la vez, en el interior de la misma. Se trata de un sistema muy utilizado en las viviendas de gran tamaño, con la ventaja de que permite que cada estancia pueda contar con su temperatura ideal, ya que cuenta con un regulador independiente para cada zona.

Nuestra puntuación