“Me interesa sacar el mundo digital al espacio cotidiano” Entrevista con Daniel Canogar

La trayectoria de Daniel Canogar ha sido inspiradora para multitud de artistas. Nacido en Madrid (1964), encontró la fascinación, desde muy joven, por la historia de la tecnología óptica: desde la linterna mágica al zootropo. Estos instrumentos le impulsaron a crear instalaciones que utilizan dispositivos de reproducción obsoletos de forma evocadora.

Igual de brillantes son las intervenciones sobre distintos edificios urbanos de todo el mundo (Serie Asalto) o el foto-mosaico más grande de Europa, creado sobre el Río Manzanares (Constelaciones).

Su talento le ha llevado a crear hipnóticas instalaciones en ciudades como Nueva York (Museo de Historia Natural), Utah (para el Festival Internacional de Cine de Sundance) o su Madrid natal (Museo Reina Sofía).

Desde Factoría, hemos tenido la suerte de charlar con Daniel con motivo de su participación en nuestro itinerario formativo, dirigido a artistas visuales “Jóvenes Artistas en Acción” y que acabamos de lanzar con el apoyo del Museo Lázaro Galdiano.

Factoría Cultural (FC): ¿Sobre qué tratará tu clase en este itinerario?

Daniel Canogar (DC): Quisiera hablar con los asistentes sobre “como sobrevivir económicamente en el mundo del arte”, con una ponencia muy didáctica y clara sobre algo de lo que se habla muy poco.

FC: ¿De qué manera tu dominio sobre el medio fotográfico ha contribuido a la hora de llevar a cabo tus famosas instalaciones?

DC: La instalación fotográfica fue el principio de los proyectos que hago ahora mismo. Me ayudó a desarrollar un sexto sentido para trabajar espacialmente y dialogar con los espacios expositivos.

FC: ¿Has encontrado especial dificultad para exponer en alguna ciudad o espacio en particular?

DC: Hay muchas ciudades en las que todavía no he expuesto. ¡Todo llegará!

FC: ¿Cuál es tu espacio expositivo favorito en Madrid?

DC: Abierto X Obras en Matadero, y también Sala Alcalá 31.

FC: ¿Tienes algún consejo práctico para los artistas emergentes que quieren promocionar su obra?

DC: ¡Muchos! De ahí mi participación en el programa “Jóvenes Artistas en Acción”.

FC: ¿Qué opinas del avance vertiginoso de las nuevas tecnologías de inmersión (realidad aumentada, realidad virtual)? ¿Alguna de estas te inspiran para alguna instalación u obra de arte futura?

DC: La tecnología, y como nos afecta en todos los aspectos de nuestra vida, siempre ha sido una dominante en mi trabajo. Pero fundamentalmente no estoy interesado en la realidad virtual, porque significa básicamente meter la cabeza dentro de un ordenador. Me interesa más bien, sacar el mundo digital a nuestro espacio cotidiano.