Puppetry – Alina Karnics

Puppetry · Alina Karnics

Beca EmprendeEduca

  • ¿Quién soy? Alina Karnics 
  • Descripción del proyecto:

    consultoría y taller para escuelas y actividades para niños para desarrollar las competencias emocionales y sociales en la primera infancia con el uso de muñecos y juegos

  • Qué se hacer:

    hablar y enseñar idiomas, comunicarme con personas, organizar eventos, moverme con facilidad en grupos y situaciones multiculturales.

  • Qué necesito:

    conocimiento sobre negocios, sobretodo con respecto a la divulgación y marketing, conocimientos sobre fondeo, networking

  • Contacto: 

    alina.karnics@protonmail.com / +36 30 782 6969

 

El sueño más valiente detrás de Puppetry busca crear un movimiento a escala mundial, que ayude a los alumnos con baja autoestima, falta de motivación y otros problemas comportamentales. De esta forma se crearía una escuela para los alumnos, y no al contrario.

Alina Karnics siempre ha trabajado en el contexto de la escuela, la enseñanza, y sobre todo, en contacto con sus alumnos. Tras detectar ciertos problemas que se repartían en su comportamiento a lo largo del tiempo, y en su búsqueda de una solución, empezó a testar diferentes técnicas intuitivas y aprendidas. De ahí salió Puppetry, un proyecto que tiene a su vez raíces en su infancia y adolescencia, puesto que ella también sufría de problemas emocionales y que le permitía empatizar de mejor manera con la situación que vivían sus alumnos.

Como profesora particular, la posibilidad de ayudar a los niños se limitaba a un pequeño número de alumnos. Segura de que en la escuela no le dejarían poner en marcha sus ideas y su propia metodología de una forma completamente libre, Alina decidió lanzarse y montar su propia empresa. 

Su objetivo principal es el de ayudar a los niños a crecer de una forma saludable, propiciándoles los recursos necesarios para tener una vida emocional y social equilibrada. A largo plazo se busca ayudar a reducir tensiones sociales, mejorar la integración de niños marginados o discriminados, combatir el abandono escolar y devolver a los niños el amor por la exploración y el estudio.

¿Y en el futuro? Alina lo tiene claro:  después de introducir el proyecto en escuelas privadas y públicas en España y en Hungría, el próximo paso sería crear colaboraciones con ONGs que trabajan con la población sin muchos recursos, en lugares donde el estado no logra atender las necesidades como por ejemplo una educación básica de calidad y la integración de estos grupos marginados ​en la sociedad más amplia.