Las familias de las víctimas del accidente de Boeing reviven una "pesadilla de otro mundo" cuando el 737 MAX reanuda sus vuelos

Las acciones de Boeing se desploman con noticias de nuevos problemas de software en el 737 MAX.

El regreso del Boeing 737 MAX al vuelo comercial despu√©s de casi dos a√Īos dej√≥ a familiares de las 346 personas muertas en un par de accidentes que involucraron al otrora popular avi√≥n a reacci√≥n reviviendo sus pesadillas.

¬ęSufrimos todos los d√≠as, pero muchas de las emociones que ten√≠amos al principio est√°n empezando a manifestarse¬Ľ, dijo Brittney Riffel, quien estaba embarazada de siete meses de la beb√© Emma cuando perdi√≥ a su esposo, Melvin, y a su cu√Īado, Bennett. el 10 de marzo de 2019, accidente en el vuelo 302 de Ethiopian Airlines.

El 737 Max en el que viajaban los dos se estrelló y aterrizó pocos minutos después del despegue del aeropuerto internacional de Addis Abeba.

¬ęLa dificultad para respirar, la ansiedad, el estado debilitante … es casi como si acabara de suceder¬Ľ, explic√≥ Riffel.

Las investigaciones posteriores sobre el accidente, que siguió al de otro Max operado por Lion Air Indonesia en octubre de 2018, llevaron a los reguladores de todo el mundo a suspender el avión, que había sido el modelo más vendido en la historia de Boeing.

La Administraci√≥n Federal de Aviaci√≥n, el regulador de seguridad a√©rea de Estados Unidos, inicialmente se resisti√≥, pero termin√≥ haciendo lo mismo. Sigui√≥ un intenso escrutinio, enfoc√°ndose tanto en el nuevo software anti-bloqueo, dise√Īado para evitar que el avi√≥n suba en un √°ngulo muy pronunciado, como en el trabajo de la FAA con Boeing para certificar que el avi√≥n est√° en condiciones de volar.

Despu√©s de agotar las audiencias del Congreso y la creciente preocupaci√≥n entre los clientes de las aerol√≠neas que gastaron mucho en un avi√≥n dise√Īado para competir con el A320neo retirado de su rival Airbus, el CEO de Boeing, Dennis Muilenburg, renunci√≥ en diciembre, renunciando al cargo principal. constructor de aviones a David Calhoun.

Melvin y Brittney Riffel (Crédito: Larissa Felch)

Pasarían otros 10 meses, con una pandemia global que afectaría a la otrora lucrativa industria de las aerolíneas, antes de que el jefe de la Administración Federal de Aviación, Stephen Dickson, firmara una orden que anulara el castigo de Max.

Para los miembros de la familia que a√ļn sufren, algunos de los cuales dicen que viven ¬ęvidas disminuidas¬Ľ, la decisi√≥n de la FAA es motivo de gran preocupaci√≥n. Le dijeron a FOX Business que es ¬ęprematuro¬Ľ y que quieren evidencia que demuestre que el avi√≥n es seguro para volar.

Riffel recuerda c√≥mo pens√≥ que su esposo podr√≠a ¬ęentrar por la puerta en cualquier momento¬Ľ en los d√≠as posteriores al accidente. ¬ęSegu√≠a pensando, ‘Tal vez si estoy dando a luz, √©l estar√° all√≠'¬Ľ.

Ahora, siente que est√° ¬ępisando huevos¬Ľ mientras espera que las aerol√≠neas estadounidenses vuelen con Max tan pronto como Boeing actualice el software esencial y las computadoras y los pilotos reciban capacitaci√≥n en simuladores de vuelo.

¬ęEl camino que nos llev√≥ a este punto fue largo y agotador, pero dijimos desde el principio que nos tomar√≠a tiempo hacerlo bien¬Ľ, dijo Dickson de la FAA durante el anuncio del mi√©rcoles sobre la situaci√≥n del avi√≥n.

La agencia ¬ęnunca se gui√≥ por un cronograma, sino que sigui√≥ un proceso de seguridad met√≥dico y deliberado¬Ľ, dijo, y se√Īal√≥ que ¬ęsolo tom√≥ 20 meses completarlo¬Ľ.

Para Riffel, 20 meses no es suficiente. ¬ęSimplemente ore a Dios para que este avi√≥n sea realmente seguro y que Boeing y la FAA no est√©n salvando¬Ľ, dijo. ¬ęTal como van las cosas ahora, todav√≠a no parece que hayan aprendido la lecci√≥n¬Ľ.

Michael Stumo y su esposa, Nadia Milleron, que perdi√≥ a su hija Samya de 24 a√Īos en el mismo vuelo que mat√≥ al esposo de Riffel, compartieron sus temores, argumentando que el 737 Max es ¬ętodav√≠a un avi√≥n m√°s peligroso que otros aviones modernos¬Ľ.

La pareja ahora revive el dolor de correr a Etiopía para ver si podían recuperar el cuerpo de su hija.

Samya Stumo, Michael Stumo, Nadia Milleron (Crédito: Michael Stumo)

Samya Stumo era una profesional de la salud global, comenzando con su primer trabajo en ThinkWell. Iba a Uganda para ayudar a abrir oficinas de salud en seis pa√≠ses de √Āfrica Oriental.

¬ęEs una pesadilla de otro mundo¬Ľ, dijo Stumo, recordando haber tropezado con un pa√≠s extranjero tratando de encontrar respuestas.

Recomienda que los pasajeros que reserven un Max ¬ęcambien su vuelo¬Ľ.

¬ęHemos pedido en repetidas ocasiones descripciones t√©cnicas de las supuestas correcciones, protocolos y resultados de las pruebas y evaluaciones de seguridad¬Ľ, agreg√≥ Stumo. ¬ę‘Conf√≠e en nosotros’ ya no funciona¬Ľ, dijo. ¬ęHar√© cualquier cosa por mi hija¬Ľ.

Al principio, dice Riffel, evitó hablar. Aunque creía que era importante contar su historia, priorizó el cuidado de su hijo recién nacido.

¬ęYo s√© que √©l [Melvin] Entiende que ese fue un momento crucial para m√≠ para ser madre ‚ÄĚ, dijo.

Ahora, ella comparte su experiencia mientras hace todo lo posible por ¬ęseguir adelante¬Ľ. Ella y su hija viven con un simple lema, dijo: ¬ęNos gusta vivirlo, no sobrevivimos¬Ľ.

Audrey Conklin de FOX Business y Associated Press contribuyó a este informe.

Nuestra puntuación